Lilypie Third Birthday tickers

Lilypie Third Birthday tickers

martes, 18 de noviembre de 2008

Otra vez de médicos (y van...)

Carmen lleva unos cuantos días de molestias con las contracciones de Braxton-Hicks (ya las he mencionado en el post anterior), se supone que estas contracciones son un mero entrenamiento del útero para las contracciones 'serias' que han de llegar durante el parto. El caso es que las de Carmen han ido a más durante los últimos días, y el aumento de dosis de progesterona no ha hecho ningún efecto.

Tras una noche muy mala, en la que prácticamente Carmen no ha dormido por las dichosas contracciones, y teniendo en cuenta que el viernes pasado en el IVI nos dijeron que no eran muy buenas para el cuello uterino, nos hemos decidido a volver a Urgencias y hablar con el médico.

En esta ocasión nos hemos ido al 9 de Octubre, pero a pesar de lo cerca que está de casa (5 minutos andando), nos hemos ido en coche para que Carmen ande lo mínimo. La verdad es que se lo han tomado en serio y nos han hecho varias pruebas. Hemos tenido suerte y nos ha atendido el mismo ginecólogo de Carmen (el Dr. Pardo), quien nos ha hecho análisis de sangre y orina y ecografía. Todo está más o menos bien, el cuello uterino no ha bajado de tamaño, y los monos como de costumbre de fiesta en el útero. Pero el doctor coincide en que el tema de las contracciones no puede seguir así, por lo que nos ha dado una medicación para las contracciones: Adalat 30. Si lees el prospecto no te lo tomas ni en broma, y menos embarazada, pero es lo que se da para estos casos, el prepar ha quedado obsoleto al parecer. También ha aumentado la dosis de hierro porque la anemia de Carmen es lo bastante fuerte como para hacerlo.

El jueves volvemos a verle, el tema de las contracciones debe de haber mejorado. Si no es así, hay otras soluciones, pero esperemos que se solucione ya.

El caso es que yo veo a la gente embarazada y en general no puede decirse que el embarazo es una enfermedad, pero en nuestro caso...

Añado el video de la nena que prometí el otro día:




Abur!

6 comentarios:

ANABEL dijo...

Es que estos embarazos múltiples son muy complejos, y casi todas tenemos problemas en la gestación. Pero yo confío en que todo salga muy bien, verás como sí.
Aunque a veces nos horrorice ir al médico, no podemos por menos que reconocer que son una bendición.
Besos gordos a Carmen (a tí también), y toda mi solidaridad de antigua embarazada varada.
Besos

muermi king dijo...

Espero que todo mejore pronto. Anabel tiene razón, los partos múltiples son siempre más complejos, pero seguro que todo irá bien. Ánimo Carmen&Antuán!

SBM dijo...

Más de lo mismo: este tipo de embarazos son así, ¡qué se le va hacer!. Ánimo.

Kristian dijo...

Hola Antuan y Carmen, pues, voy a repetir lo que ya os han dicho los demás: los embarazos múltiples sí se pueden considerar como enfermedad. Por lo menos en el sentido de que son embarazos complicados y que lo que con un embarazo normal son molestias, con un embarazo múltiple suben hasta un nivel más allá. Hay que entender que el útero tiene que crecer casi a un ritmo doble, que los dos están "chupando" la sangre de la madre. Total, es mucho trabajo para el cuerpo de la madre.
Noemí también ha estado tropecientas veces en urgencias. No ha pasado semana sin pasar por allí :)
Así que no tenéis por qué preocuparos, creo que casi todos las mamás (y papás) han pasado por allí. Contracciones, diabetes, hierro, el cuello del útero, el "pan" de cada día. Pero al final todo saldrá bien, ya veréis.

Un beso,
Kristian

Anónimo dijo...

Hola Carmen y Antuán,
Soy Noemí, la mujer de Kristian.

Mucho ánimo, que ya va quedando poco para el final.
Carmen, haz todo el reposo que te digan, para que el cuello del útero no disminuya en longitud, éso es muy importante.
Hay embarazadas "gemelares" que lo llevan muy bien y otras muy mal (como veo que es nuestro caso). Yo tampoco me lo creía cuando escuchaba eso de: "luego todo se olvida y no te parece que fue para tanto...", pero es verdad!
Un abrazo y ánimo a los dos,
Noemí (la mujer de Kristian).

Antuan dijo...

Gracias a todos por vuestros ánimos. No es que sea un consuelo saber que es relativamente normal, pero el saber que se acabará algún día sí que lo es.

Hoy domingo hace un día fabuloso para irse a dar una vuelta, y nosotros aquí varados (como dice Anabel) en casa. Fastidia saber que los 4 o 5 fines de semana que Carmen estuvo bien hacía un tiempo de perros, y que estos últimos fines de semana son estupendos. La ley de Murphy, supongo.

En fin, de nuevo gracias por los ánimos.

Abrazos y besos a repartir