Lilypie Third Birthday tickers

Lilypie Third Birthday tickers

domingo, 31 de enero de 2010

La boha de Jesús y Rosa

Ya anuncié en mi última entrada que este fin de semana nos íbamos de boda, se casaban Jesús (primo de Carmen, mi santa) con Rosa, su novia desde hace un porrón de años. Como son gente original han hecho una boda un poco 'agitaná', es decir, el fin de semana entero de boda. Nos hemos ido todos juntos, o al menos quienes hemos querido, al Balneario de Benito, sito en la provincia de Albacete pero ya llegando casi casi a Jaén. Muy lejos y apartado, vamos, aunque el entorno es bonito y el complejo hotelero-balneario está bastante cuidado y nos ha gustado.



Para nosotros ha sido un poco desafío en varios sentidos:

1) No sabiamos como iban a reaccionar los pequeñajos en un entorno de fiesta, lo mismo se nos descontrolaban
2) El viaje es largo, desde Valencia más de 3 horas, teníamos que parar por el camino a darles de merendar incluso
3) Aunque habíamos pasado ya alguna noche en un hotel (nos fuimos de vacaciones este verano), ellos eran más pequeños y predecibles entonces, ahora no sabes si dormirán bien, etc.

Pero bueno, había que lanzarse, no? Y no nos ha ido mal: Carlos y Crstina se han portado de escándalo, sobre todo considerando el follón que han tenido.

El pobre Carlos eso sí tuvo un pequeño incidente en el viaje. Cuando estábamos a unos 30-40 km del destino el pobrecito echó una vomitona. La zona por la que nos movíamos era de muchas curvas (por aquí mas o menos) y creemos que se mareó y vomitó. Pobrecito, menos mal que luego se durmió y pudimos preseguir el viaje sin más incidentes. El caso es que le estábamos diciendo a Cristina (que no hacía más que dar follón) "mira tu hermanico qué bien se está portando que no dice nada" y lo que le pasaba al pobre era que se estaba mareando... Menos mal que fue puntual porque en cuanto llegamos Carlos ya estaba perfectamente.

El viernes por la noche ya empezó la fiesta, con una cena de picoteo. Los peques normalmente se van a la cama sobre las 9-9:30 de la noche, pero en este caso esa era la hora de comienzo de la cena, así que nos los llevamos en el carrito y probamos a ver si se dormían allí. Teníamos el plan B de irnos uno de los dos con ellos a la habitación. Carlos no duró mucho, a las 10 más o menos estaba roque en el cochecito y así se quedó, pero Cristina no, Cristina es mucho más dura con esto de dormir. Ella pensó que todo ese ajetreo de gente era mucho más interesante que el sueño, así que a pesar de sus ojos de sueño permaneció despierta hasta que nos retiramos a eso de las 11:30. Eso sí, se lo paso de escándalo. A la mañana siguiente se despertaron a la misma hora de siempre, Carlos estuvo recorriendo toda la habitación y parecía que quería que le dejásemos salir a explorar por fuera



De nuevo a la hora de comer del sábado había más fiesta, esta vez además con el resto de invitados que no habían venido la noche anterior, entre ellos los primos y tios Rocio y Pedro, y los abuelos. Los peques pasaron de mano en mano toda la tarde y se lo pasaron de escándalo, hasta eso de las 5 de la tarde en que ya se durmieron, primero Carlos (para variar) y luego Cristina (hubo que ayudarla un poco, pero cómo estaría de cansada que al final se durmió)



Estuvieron durmiendo un buen rato, pero al final el espíritu de fiesta les volvió a dominar y siguieron de mano en mano hasta el último momento, incluso en brazos de gente que ni yo ni su madre sabemos quiénes eran. (!)





Estos que aparecen en las fotos sí que sabemos quienes eran, eh?

Incluso se dedicaron a bailar con la prima Rocío, en brazos de tito Pedro eso sí. Tito Pedro es un gran bailón.



Y a pesar de todo este lío al final, cuando me los llevé a dormir a la habitación a eso de las 10 de la noche, se acabaron durmiendo sin grandes problemas, y al dia siguiente se despertaron a su hora de siempre, sobre las 7 Carlos y algo más tarde Cristina. La fiesta seguía el domingo a la hora de comer con un arroz caldoso en nosedonde, pero nosotros ya nos rendimos y nos fuimos a comer a Albacete en casa de los abuelos para llegar por la tarde a casa.

Así que éxito en general: se les puede sacar de casa.

No he querido dejar de añadir este video que hicimos ya el domingo de vuelta en Valencia. Me ha gustado y he querido compartirlo con el mundo, me encantan los momentos en que Carlos se lanza a darle un 'beso' a Cristina. A ella no le entusiasman, como puede verse en el video. Merece la pena verlo con sonido.



No mucho más que contar. Me ha salido una entrada larga, tengo que postear más a manudo y más corto.

6 comentarios:

Tío Álvaro dijo...

Muy bueno el post. Los nenes interactúan mucho no?

Por cierto, la boda muy cañí no? lo digo por el pasodoble que se escucha de fondo cuando Carlos "baila"...

A ver si este fin de semana les veo... que ya toca!

Saludos desde Barcelona

Álvaro

Mar dijo...

Son unos campeones! no pude evitar reirme imaginandome a la nena cuando le deciais " mira tu hermanito que bien se porta" y ella pensando " si claro.. se porta de maravilla como ke esta apunto de echar la pota " pobrecito.. me alegro que no fuera nada mas que eso y luego pudierais disfrutar todos..

Saludos!!

Tio Álvaro que cerquita estás!! creo que es de las pocas veces que reconozco el lugar de dónde saluda!

muermi king dijo...

Menudo fiestón!! Veo que os lo pasásteis genial a pesar del "incidente" del camino.

El vídeo del besito es genial, sobretodo por lo cariñoso que parece Carlos y ver a su hermana escapando al estilo croqueta breakdance.

Saludos desde el Prat... cerquita del Tío Álvaro ;)

ANABEL dijo...

Me alegra que lo hayáis pasado tan bien, a la próxima boda os llevan ellos a vosotros vas a ver. Carlos y Cristina tomando la iniciativa.
Un beso gordo. Y sí, postea mucho que a mi me gusta verlos.

Antuan dijo...

La fiesta no estuvo mal, sobre todo por el salirse un poco de la rutina, y porque los peques se lo pasaron bien y no fueron muy folloneros a pesar de sacarles de su orden diario. Anima para un futuro, espero que hagamos más escapadas de vez en cuando.

Alvaro, la boda no fue más cañi que otras (de hecho, en muchos sentidos fue muy original), pero los bailoteos típicos de boda tuvieron momentos, es cierto.

Mar, La pota no fue más que un rato malo, las curvas fueron las culpables: no están acostumbrados, siempre van por autovia y no por carretera de curvas.

Muermiking, a mi me encanta verla lloriquear tras la primera intentona de besito (mas que besito es rechupeteo, pero aceptemos barco), y el momento croqueta también.

Anabel, espero que ellos tarden mucho en llevarnos de boda! ;)

Eva dijo...

Carlitos en un acosador !!!! Y no se cansa !!!
Y lo mejor el estilo croqueta de Cristina (¿para qué necesita gatear si se recorre todo?).
Una cosita, el truco de la leche es dársela en botella con chupete, van genial !!
Besicos