Lilypie Third Birthday tickers

Lilypie Third Birthday tickers

domingo, 28 de febrero de 2010

Mas cumpleaños

En plural, por partida doble. Este fin de semana hemos tenido doble ración de cumpleaños, la primera el sábado en casa con los nanos y los titos y abuela de Valencia, y la segunda el domingo en el del niño de una amiga de Carmen. Si es que estamos desatados.



Sí, ya se que la semana pasada ya estuvimos en Albacete celebrando el cumple de los peques. Lo de celebrar cumpleaños por partida doble (en Albacete y en Valencia) es lo que nos toca por estar partidos, y me temo que va a ser una constante en los próximos años. Si fuese en verano o Semana Santa o Navidad quizá podría ser que nos juntásemos todos, pero siendo en Febrero lo normal es que los que viajemos seamos nosotros, y eso obliga a hacerlo así.



El tito Álvaro hacía tiempo que no veía en directo a los nanos, y estaba contento de verlos, le parecieron enormes y le sorprendió lo bien que se apañaba Carlos para estar de pie:



Y el regalo que les hizo a los peques fueron unas zapatillas de deporte infantiles. Las de Cristina eran estas, ¿son o no son una 'pocholada'?



La abuela les regaló un chándal a cada uno (para tener el kit completo) y los titos Jose Ignacio y Ana unos bañadores para el verano que se acerca. Los bañadores iban con un gorro/sombrero a juego, he aquí a Cristina con su sombrerete:



La segunda ración de cumpleaños tuvo lugar el domingo: fuimos al cumple del niño de una amiga de Carmen, Tere, que nos había invitado. Los peques se lo pasaron bien, aunque Carlos echó un poco en falta el poder echarse al suelo a gatear. Había demasiada gente en poco espacio y muchos niños corriendo sin mirar nada ni nadie como para dejarlo solo por ahí, ni siquiera con supervisión. Cristina estuvo más discreta (salvo coger mis gafas, a lo que parece que ya le ha cogido afición). Carlos estuvo un buen rato mirando a los niños más mayores que estaban jugando con globos, los miraba con un interés tal que al final le dimos un globo a él para que jugase. Y parece que le gustó:




Menos mal que no le explotó en la cara, aunque estuvo a punto. Algún día le pasará, está claro, y se pegará el susto, pero me alegro de que ese día esté por llegar.

Aunque no sólo de cumpleaños hemos pasado el finde. También hubo tiempo de jugar y de hacer trastadas. Por ejemplo la que aparece en el video siguiente. Ya dije en un post anterior que Carlos ya se dedica a toquetear todos los botones que encuentra, particularmente los que obtiene una respuesta inmediata en forma de cambio de color del botón o lucecita que se enciende/apaga. Y es que no te puedes despistar un momento. En el video estábamos grabando a Cristina diciendo "papá" (merece la pena verla) y Carlos gateaba por el pasillo, pero cuando nos quisimos dar cuenta se había colado entre nuestras piernas para dirigirse a su objetivo: los botones del horno.



Otro dia cuento más, por hoy ya está bien. Prometo escribir más a menudo y menos largo, de verdad.

Ciao!

4 comentarios:

ANABEL dijo...

¡Qué guapa está Cristina! ¡Que cara tan bonita tiene en el vídeo!. Que sí, que sí, que los demás también me gustáis pero la niña tenía el guapo subido.
Me alegro de que lo hayáis pasado bien en los cumpleaños, de que no se le reventara ningún globo a Carlos, y veo que pronto tendréis que comprar protectores para los botones. Por cierto, Las zapatillas y el gorro son una cucada.
No me había dado cuenta de que tu hermano se te parecía tanto. De verdad que en esa foto os parecéis un montón.
Besos a los cuatro

Antuan dijo...

Vaya, Anabel, gracias de parte de Cristina, que tanda de piropos que le has lanzado!

Lo de los protectores para los botones lo tengo que mirar. Ya tengo los enchufes protecgidos y la mayor parte de los cajones, pero los botones son una poderosa llamada para Carlos, algo habrá que hacer, aunque sea solo en el horno.

Efectivamente Álvaro y yo somos bastante parecidos. Él es más alto y yo le llevo unos añitos, pero no es solo un aire de familia. como anécdota, te diré que durante un tiempo él llevó también perilla, lo cual nos hacía más parecidos aún. El día de mi boda (con perilla los dos) había gente que lo felicitaba a él.

muermi king dijo...

Ja, ja, ja... yo también me he quedado alucinado, los hermanos os parecéis un montón!! pero ¿más alto? madremía, debe ser una torre.
El vídeo de Cristina diciendo paá es genial, pero falta verte a ti, porque seuro que se te caía la babilla ;)
En cuanto al horno, yo sé que el mío tiene función para bloquear los botones, pero tengo que buscar el manual y sólo me acuerdo cuando Féix está encendiéndolo y apagándolo, como el lavavajillas...
Bueno, me alegro de que os lo pasárais tan bien en los cumples y veo que en los años que vienen los peques se van a jartar de soplar y soplar velas de tartas de cumpleaños.
Un abrazo a los cuatro.

Antuan dijo...

muermiking, a mis padres les iba saliendo un poquito mejor cada vez, no se si sería que mejoraba la carga genética (que no creo) o que iban dándonos cada vez más colacao. Yo soy el mayor y mido 1,90m, tito Jose Ignacio el segundo y mide 1,93m, y tito Álvaro el tercero, y mide 1,97m.

Sí, las comidas eran peleas al que llegaba antes a por las croquetas. El ultimo no comía ;)

La baba se me cae permanentemente desde hace un año y pico, ya lo sabes, a ti te pasa igual, no?

Miraré las instrucciones del horno, me has dado una idea. Por cierto, ¿es Félix y no María el que enciende los botones? ¿Que tendrá el cromosoma 'Y' para querer tocar todos los botones?