Lilypie Third Birthday tickers

Lilypie Third Birthday tickers

lunes, 3 de enero de 2011

Navidad, Navidad, dulce Navidad

La Navidad, ese momento del año donde nos juntamos a comer, comer y COMER una y otra vez, y para intercambiarnos regalos. Dicho sea de paso, la Navidad es otra cosa con niños, se disfruta más. Y aunque los nanos son aún demasiado pequeños como para realmente enterarse de lo que está pasando, sí que notan el ambiente especial y se lo pasan bien en tgodas las reuniones familiares y con amigos.

El día de Navidad estuvimos comiendo en Valencia con la familia paterna. Y por supuesto, los peques recibieron todos los regalos que les trajo Papá Noel. Todos ellos tuvieron notable éxito, unos más otros menos, pero todos sus regalos les han gustado.

Aqui tenemos a Carlitos 'peleándose' con su madre por la apertura, o más bien el desempaquetamiento, de uno de los regalitos (unos cochecitos) y a Cristina a la expectativa de ver qué hay en la bolsita que está a punto de abrirse. En este caso, unos animalitos de plástico:




Obsérvese que Cristina viste 'de largo'. En concreto, se trata de la parte de arriba de un pijama que Papá Noel le trajo a su madre, un pijama con un estampado de Mickey y Minnie Mouse. En cuanto Cristina lo vió no tardó ni un segundo en pedir que se lo pusiéramos, y no paró hasta conseguirlo. No se lo quitó en toda la tarde.

Esta otra foto se corresponde con otro de los regalitos, una pizarra de verdad, grandecita, con sus tizas por supuesto. Les encanta pintar en ella, aunque aún no tenemos muy claro dónde colocarla. Claro que hemos descubiero que las tizas pringan un montón, pero qué le vamos a hacer (!)



Y finalmente una foto de la reacción de los nanos a otro de los regalos: unas motos (sin pedales, de esas que se empujan directamente con los pies en el suelo). En cuanto las vieron se quisieron montar en ellas y no pasaron de recorrer el pasillo. Luego les bajamos a la calle a disfrutarlas un poco más. Era de esperar que este regalo fuese exitoso, porque Carlos cada vez que ve a un niño con un artilugio de estos en un parque se dirige a él como loco. Lo curioso es que la moto ha tenido casi más éxito con Cristina que con Carlos.



En fin, regalos y más regalos. Y aún tienen que venir los Reyes que vienen este año en Albacete. Esto es un no parar.

¡Feliz año 2011!

5 comentarios:

muermi king dijo...

La verdad es que se disfrutan más estas fiestas con los peques. Sobretodo el verles la cara de expectación y nerviosismo cuando abren los regalos (algunos los envuelve el mismo diablo).

Felices fiestas, y felices Reyes... espero que no muy saturantes... yo voy ahora a "echarles una mano" mientras muermiqueen se los lleva a darle un paseo...

Tio Alvaro dijo...

Me tienes que pasar el pack completo de fotos, que asi por lo menos veo a los nenes crecer por fotografia...

Saludos desde Salvador de Bahia

Tio Alvaro

IRENE dijo...

Menuda presumida te ha salido jajajaj. Vale la pena sólo por verles la cara...

feliz año a tod@s

ANABEL dijo...

Que maravilla y que bonito el traje largo de Cristina. Las motos dan muchísimo juego, como ya habréis comprobado, pero hay que ir con un ojo...
Me alegra que fuera todo tan bien.
Besos

Antuan dijo...

Es cierto que los peques le dan otra dimension a la Navidades, verdad? Como que todo está pensado para ellos en realidad. Los peques aún no se enteran mucho, el año que viene será otro cantar (supongo), pero aún así se ven de otro modo.

Las motos, Anabel, darán aún mejor juego cuando llegue el buen tiempo y pasen más horas en la calle. Pero dan algunos ratos

El traje largo de Crsitina fue un éxito total. Pero no creáis que Carlos no le coge la idea, no. Fijándose en la foto de Carlos haciendo lo mismo, te das cuenta de que lleva al cuello algo, que no es otra cosa que los pantalones del mismo pijama de Carmen. si es que se copian el uno al otro en todo...