Lilypie Third Birthday tickers

Lilypie Third Birthday tickers

martes, 20 de diciembre de 2011

Retomamos las historias

Despues de más de un mes y medio sin postear nada (ya me vale), voy a hacer una entrada sobre jornadas cumpleañeras y centros comerciales, porque han pasado muchas cosas a lo largo de estas semanas, pero en algo me tengo que centrar, no puedo contarlo todo. Y una de las cosas que hemos hecho ha sido estar de cumpleaños, en los de los primos Aarón, Paula y Zoe, que cumplen todos por estas fechas, y pasar por centros comerciales

Aarón cumplía 3 añitos, y estuvimos con é y sus padres en su casa (junto a otro quintal de gente) celebrándolo. No puedo mostrar ninguna imágen de ello porque no me llevé cámara, pero si puedo contar que los peques se lo pasaron muy bien jugando por toda la casa con los juguetes del primo, los que ya tenía y los que le regalaron ese día. Felicidades a Aarón.

El segundo de los cumpleaños fue el de la prima Paula, que cumplía un añito. Nos juntamos con todos los primos y titos en el campo, como hicimos ya en alguna ocasión anterior. Y se lo pasaron de miedo, porque hicimos un montón de cosas, no solo a comer. Por ejemplo descubrimos que Cristina tiene estilo con una raqueta de tenis:




Con un poco de suerte, nos acaba sacando de pobres con la raqueta. Carlos también le pegó a la raqueta, pero estuvo también un buen rato practicando otros "deportes": por ejemplo, la equitación:





O el motociclismo ;)





El caso es montarse en algo (!)

A continuación un video con Carlitos jugando con una raqueta de bádminton (que pesa menos, nos ha salido cómodo el niño) y persiguiendo a un perro, rodeado de otros participantes en la fiesta. Él se lo pasa bien




Otro de los cumpleaños fue el de la prima Zoe. Cumplía un añitos nada mas y nada menos, y está hecha toda una campeona: ya anda, corretea por todas partes y en breve será una mas en los juegos de los peques. Cristina adopta un poco el rol de 'prima mayor', algo así como la prima Rocío con ella misma, aunque la verdad es que se despista con facilidad y se pone a jugar a su bola al poco rato. Ya llegará, se llevan menos de dos años, así que probablemente cuando Zoe sea un poco mayor la diferencia será pequeña. De este cumpleaños si que tengo alguna foto, aquí están los tres jugando:



El fin, felicidades a los cumpleañeros.

El otro punto de acción del post son los centros comerciales. Estos días que empieza a hacer algo de frío son una solución recurrente: te plantas en algún centro comercial, preferentemente de los cubiertos (que hace frio), y déjalos que corran un poco. Cerca de casa tenemos a Nuevo Centro, donde por un lado existen unos pequeños tiovivos y similares, para que los peques se monten. el centro comercial en sí necesitaría una reformita, es el primero que se hizo en Valencia y está un poco viejuno, pero a los peques les da igual. Carlos por fin ha empezado a montarse en los entretenimientos estos:



La verdad es que montarlos en un par de sitios, y considerando que todo se multiplica por dos, es una pequeña fortuna. Pero bueno, más barato que ir al cine sí que es (eso si que es una fortuna, sobre todo si se te ocurre ir a ver una en 3D...)

En el mismo centro comercial existe una zona infantil donde los peques pueden pasar un rato con unas monitoras y juguetes de todo tipo que tienen para jugar. Carlos pasó un muy buen rato jugando con los juguetitos estos de pasar piececitas de un lado a otro de un alambre (tanto es así que costó un esfuerzo sobrehumano sacarlo de ahí):



Todo muy bien, salvo un pequeño detalle: los niños no se pueden quedar solos ahí, a pesar de haber monitoras alguno de los padres ha de quedarse con los niños. Eso sí, te da la oportunidad de que al menos uno de nosotros pueda escaparse a comprar algo rápido sin distracciones infantiles mientras el otro se queda con los peques.

Este pequeño detalle han logrado solventarlo en otro de los centros comerciales cercanos a casa: el Carrefour Planet recién reformadito que hay en Campanar. La mencionada reforma lo ha dejado como un centro comercial mucho más agradable y mejor montado, y una de las mejoras es que hay un servicio de "baby parking", por así llamarlo. Los dejas gratuitamente durante una hora jugando con un montón de juguetes interesantes y dos monitores que les prestan cierta atención. Tú te puedes ir tranquilamente a hacer tus compras (o tomarte una coke, si te place) que si pasa algo te llaman. Perfecto. A Carlos no costó mucho convencerlo de entrar, desde el momento en que vio una "Nave" de las de Little Einstein, y aunque a Cristina le costó un poco más querer entrar, al final lo hizo y se lo pasó genial con una casa de muñecas grande que había por ahí. Aquí los tenemos recién entrados, a Carlos ya le habían puesto un peto para numerarlos y saber quien es quien, y Cristina aún no lo llevaba:



Que gran servicio, verdad?

Se acerca la Navidad, a ver si logramos postear algo antes de que se pasen Reyes ;)

3 comentarios:

muermi king dijo...

Veo que tenéis a una campeona en potencia :)

Felicidades a los cumpleañeros, ya veréis como el año que viene Cristina y Zoe se hacen inseparables.

Aquí también hay tropocientos centros comerciales, pero lo del baby parking lo he visto en pocos (IKEA, AlCampo...). De todos modos nosotros no nos hemos atrevido a dejarlos nunca, pero lo deberíamos haber hecho porque entrar con ellos es un peligro (la última vez Félix se llevó un chichón de órdago).

Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo a los 4!!!

Antuan dijo...

Muermiking, probad a dejarlos un rato. Es parecido a estar en la guarde, ellos no se agobian (por lo menos el día que probamos), y un rato de desconexión a veces va muy bien. Comprar con ellos es un poco estresante, que te voy a contar

¡felicidades a vosotros cuatro también!

wenbin wang dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.