Lilypie Third Birthday tickers

Lilypie Third Birthday tickers

lunes, 22 de marzo de 2010

Videos de primera

Estos ultimos dias he acumulado unos pocos videos que merecen la pena de verse, y los he juntado todos para este post.

El primero es un video de Carlos, que tenía un problema: si se desplazaba de un lado a otro gateando, no tiene manos libres para poder llevar cosas consigo. Pero ya ha encontrado la solución. Si es que este chiquillo es de un listo...



Hace unos dias compramos un frikicacharro, un robotito-aspirador de esos que van recorriendo la casa, o una habitación, mientras aspiran el suelo (¿no dice ZP que hay que consumir para animar la economía?¡pues eso!). El caso es que un día decidimos presentárselo a los peques a ver que les parecía, y esta fue su reacción.



Está claro que Carlos siente atracción-miedo con el cacharrete, mientras que Cristina se queda paralizada mirandolo. Ahora que han pasado unos días Carlos ya no le tiene ningún miedo, y más bien al revés, sólo ha quedado lo de la atracción. Hay que alejarle del trasto este porque se apoya encina suyo y no creo que esté diseñado para aguantar el peso de niños encima.

Finalmente, un tercer video: Carlos y Cristina de risas con su madre. Que bien se lo pasan, les encanta que jueguen con ellos a esto.

8 comentarios:

Tío Álvaro dijo...

Los tres son muy buenos... sin embargo me ha resultado especialmente gracioso el de Carlos huyendo del aspirador como si fuera de godzilla... Qué gracia!

Los nenes están guapísimos, a ver si les puedo ver pronto...

Saludos desde Amsterdam

Álvaro

IRENE dijo...

Que gozada cuando se rien asi verdad?

Ahora ya sé que comprar para que no me entren en la cocina.... y encima la tendré limpia...

por cierto ¿que tal funciona el invento, vale la pena la pasta que vale?

ANABEL dijo...

Me hacea muchísima gracia el segundo vídeo. La reacción de Carlos es total. Es la bomba.
Un beso

muermi king dijo...

Sin duda la roomba ha sido todo un éxito. En casa estuvimos tanteándola, pero al final hemos desistido, porque a no ser que además de aspirar sepa recoger muñecos y trastos varios, no nos sería muy útil para nuestro pisito. Y encima Félix seguro que la utilizaba de medio de transporte, vamos, que iba a durar 2 días antes de lanzarse por el balcón. Lo del cucú es curioso la gracia que les hace que les "asustes" desde detrás del carro... luego pasa lo que pasa, la gente debe alucinar pero da igual, con tal de verles reir, vale la pena hacer lo que sea :)

Antuan dijo...

La verdad es que al principio Carlos le tenía cierto respeto (ya se ve). Lástima que la primera reacción no la grabé, no esperaba que reaccionara así y no estaba yo listo con la cámara. Aún era mejor.

Irene, bienvenida a los comentarios! El cacharrete funcionar funciona: lo dejas en la habitación que quieras, y al cabo de un rato el suelo está bastante limpio. Quizá algo menos que si lo hiciera una persona, pero bastante limpio, si acaso algún rincón pero en general se mete por todos lados y recorre todos los bordes de la habitación. En cuanto a lo de la relación uso-precio, no te se decir, porque en realidad yo lo que compré fue otro friki-cacharro (un robot de cocina), y había una oferta para traerte además el Roomba por un poquito más. Así que no he pagado su precio 'oficial'.

Muermiking, tienes razón. Las ridiculeces que harás por la calle que hace dos años no hubieras hecho ni en broma. O el tono de voz que usas para hablar con ellos. Si es que nos tienen hipnotizados. :)

Tío Álvaro dijo...

Os habeis unido a la "secta termomix"?

Noelia Lázaro dijo...

Que graciosos!! son buenísimos los tres videos, pero me quedo con el del robot... no dejan de sorprendernos las reacciones que tienen ante las cosas nuevas... son lo mejor!! Saludos!!

Antuan dijo...

Alvaro, no, thermomix no, otro cacharro diferente llamado "La cocinera" o "Breadman". Dicen los expertos que no compiten por el mismo espacio sno que se complementan.

Noelia, tienes razón, el video del Roomba ha sido el de mayor éxito. Carlos es un explorador nato y todo lo quiere ver y tocar (y llevarse a la boca, en general). Nos quedan muchas situaciones así por delante