Lilypie Third Birthday tickers

Lilypie Third Birthday tickers

miércoles, 26 de mayo de 2010

De paseo por la terraza

Cristina es la niña más feliz sobre la Tierra cuando la pones a 'andar'. La tienes que coger bien, porque no tiene capacidad de equilibrio ninguna, se cae (más bien se deja caer hacia atrás) a las mínimas de cambio. Pero mientras la llevas de pie ella es feliz. Observesela:



Carlitos controla mucho más. Está a un pelo de soltarse a andar solito. No lo hace porque es uno de los niños más prudentes (otros dirían cobardicas) que conozco. Lo que no me parece mal, no vayáis a pensar. Cuantas menos veces se descalabre, mejor.

7 comentarios:

Eva dijo...

Prudente ... como mi sobrina que tiene que mirar antes de bajar del felpudo, aunque la pobrecica es tan torpe que se tropieza con su sombra .... y como sus primas son clavadicas a ella pues más de lo mismo, Lucía ya lleva las rodillas peladas. Quiere llegar antes a los sotios y cuando echa a correr, antes de llegar, se lanza en plancha ..... bruticas y tozudas ... ¿de dónde serán?
Besicos

ANABEL dijo...

Para mí, esa ha sido una de las peores etapas del "gemelismo" cuando echaron a andar... perdí mis riñones y todavía no me los han devuelto. ADemás, y como todos son tan prudentes como Carlos (llamadlo cobardica, pero no me lo parece) las frentes de dos que yo me sé estaban llenas de chichones...¡que tiempos aquellos!
Un beso

Tío Álvaro dijo...

Mira que está guapa mi sobrina!

A ver si los puedo ver este fin de semana, que después hasta julio nada...

Saludos desde BCN

Álvaro

muermi king dijo...

Eih, mírala que guapa ella y qué feliz se la ve andando... ya no le queda nada para salir corriendo... y sus padres tras ella :P

Mainada dijo...

¡Qué graciosos están! ¡¡Ella va contentísima con sus paseos!!
En cuanto te des cuenta ya los tienes revoloteando por la casa sin parar.

Un saludo,
Mainada

http://www.miexperienciaenmainada.com

Paoluchi dijo...

Que guapa y que felíz se la vé, ya queda poquito para que anden y vosotros detrás...

Antuan dijo...

Efectivamente, el comentario generalizado de "que poco que os queda" y "pobres de vuestros riñones" ya lo estamos empezando a experimentar. Pero es lo que les toca, no? ¡Tendrán que aprender a andar!

Menos mal que con Carlos es más facil, te coge de un dedo y no te tienes que agachar tanto...