Lilypie Third Birthday tickers

Lilypie Third Birthday tickers

martes, 3 de febrero de 2009

Se ve la luz

Ayer estuvimos haciéndonos otra ecografía y en el ginecólogo. Al final, entre unas cosas y otras, toda la tarde empleada en ver a Carlos y Cristina, ver su evolución y hablarlo con el Dr. Pardo.

Los peques siguen bien, aunque están creciendo un poco lentamente estas últimas semanas. Claro que no me fio un pelo de las estimaciones de peso que dan a través de las ecografías, pero según esas estimaciones Carlos pesa ahora 1,620 Kg (ha subido desde lá última vez, pero no demasiado) y Cristina pesa 1,660 Kg ((ha subido más aún que Carlos, dado que le ha adelantado, pero sigue siendo pequeña para su edad gestacional).

El médico nos ha dicho que no es preocupante, que es normal que dos mellizos sean pequeños, que las curvas de tamaños "normales" solo son indicativas, y que simplemente hay unos bebés más grandes y otros menos grandes. Lo importante es hacer un seguimiento cercano por si no evolucionan, pero de momento, aunque no muy rápido, sí hay una evolución positiva. Así que el martes de la semana próxima lo volvemos a ver, y comprobaremos cómo han ido esta semana.

Además nos ha dicho que ve probable que el parto sea en la semana 36, como mucho en la 37, pero que la semana que viene en esa visita verá cuando es mejor. Y que tenemos muchos números de que sea por cesarea, sobre todo si se confirma que son pequeñitos.

Yo por mi parte empiezo a tener hormiguitas por el estómago. Se acerca se acerca, el final del túnel está ahí ya.

Y Carmen lo que quiere es que pasen estas semanas rápido, está más que cansada del embarazo y de sus molestias mil.

Ah! Y felicidades a los muermimellizos Felix y María!

4 comentarios:

ines dijo...

Que no tengais tanta prisa, de verdad! Carmen aunque estes molida por el peso y las molestias, duerme descansa todo lo que puedas, vale ? disfrutar del silencio :-)
Muchos ánimos ya si que va quedando poquito.

Jose Manuel dijo...

Ánimo chicos, que ya falta menos !!! Por mucho que uno quiera, hay que tener calma y paciencia. A papi le toca disimular sus nervios para dar la sensación de que lo tiene todo bajo control, y así la mami podrá descansar tranquila

Un fuerte abrazo para los dos

muermi king dijo...

Estoy de acuerdo con Inés... no tengáis prisa. Al final vendrán cuando ellos quieran, eso sí, no te fies de los partos "programados" que luego llegan las sorpresas. A nosotros nos tocó cesárea porque la niña venía cruzada y no tenía intención de salir.

Carlos y Cristina, Carlos y Cristina... se me ha hecho raro ver los nombres y no los nanos o monos... me tendré que acostumbrar.

Bueno, ánimo y tranquilos... y tú Antuan descansa todo lo que no descanse Carmen porque tendrás que coger fuerzas ;)

Antuan dijo...

No, si no tenemos prisa, cuanto más se queden ahi dentro mejor. Lo que tenemos es ganas de que Carmen esté mejor, pero lo que queremos es la sensación de que se ha pasado ya, no de que se adelante.

Descansamos lo que podemos, pero Carmen ayer por ejemplo casi no durmió por molestias de diverso tipo.

MuermiK, estuve rebuscando en vuestro blog el momento del nacimiento de Félix y María, y es verdad que luego llegan cuando les da la gana. Y lo de llamarles por su nombre, a mí también se me hace raro, tengo que hacer un esfuerzo consciente para hacerlo, de natural me sale "monos" o "pequeñajos" o similar.

Paciencia. Un poco más.