Lilypie Third Birthday tickers

Lilypie Third Birthday tickers

domingo, 27 de septiembre de 2009

Encuentros en la playa

Este fin de semana lo hemos dedicado a dos cosas: el sábado a ir a ver a los primos Aarón (a quien ya he mencionado más de una vez) y María, y sus respectivos papás. María ya tiene 8 años, por lo que es toda una señorita, Aarón sólo les lleva 3 meses a los nanos, aunque ya se nota la diferencia, ya: he aquí un momento de gran diferencia, por ejemplo, Aarón está con su madre intentando caminar un poquito. Carlos no hace por caminar todavía, y Cristina no hace ni por apoyarse sobre las piernas.



Como ellos estaban pasando el fin de semana en Alicante, nos fuimos a un punto intermedio (en realida más cerca de ellos que de nosotros, pero más o menos): Benidorm. Todo aquel que me conozca sabe que Benidorm no es precisamente santo de mi devoción, pero hay que admitir que tiene unas cuantas cosas buenas: las playas en sí, que están bastante bien, el ambiente que hay siempre (da igual la época del año que vayas, siempre está lleno de gente; eso en otras playas no pasa, vas a la manga del Mar Menor, por poner un ejemplo, en Noviembre, y se te cae el alma a los pies), o que a pesar de la hipermasificación la verdad es que la ciudad no agobia. Pero lo mejor es el clima: a escasos 30 kilómetros de allí estaba cayendo el Diluvio Universal, y sin embargo en Benidorm, ni gota, y solete. De hecho, hacía hasta calor. Había un montón de gente en la playa:



Eso sí, este dichoso clima otoñal-engañoso nos ha dejado de momento una víctima: Carlitos y su garganta que está tocadita. De hecho, el domingo ha estado ronco todo el dia. Es gracioso escucharlo con una voz entre Joaquín Sabina y Darth Vader, pero pobrecito, da penica escucharlo, seguro que le debe doler. Y aún así está simpático. La foto es del sábado, está sonriente porque es muy majo, pero se le ve en la carusa que empieza a estar malito. Bueno, el martes vamos al pediatra de todos modos, a ver cómo lo ve.





Cristina también está simpática en la foto, ¿verdad? Según he leido este periodo de los 6 a los 9 meses suele ser bastante agradecido: son graciosos, ríen, sonríe, se lo pasan bien en el parque... pero aún no andan. Los meses siguientes serán más ajetreados, seguro

En esta foto Carlos tiene un compañero de silla no muy habitual. Seguro que dentro de unos años serán compañeros de diversiones habituales, eso si, si Cristina les deja ;)



He hablado del sábado, pero luego el domingo estuvimos liados cambiando habitaciones y montando cunas. Hemos tardado un poco más de lo previsto, pero finalmente tenemos su habitación casi lista. Por fin se nos van a independizar. Hemos cambiado dos habitaciones, una de ellas queda dedicada a habitación de los nanos, la otra a multiusos (habitación de visitas, despacho, etc). Seguro que dentro de unos años tendremos que dedicar una a cada pequeñajo, pero de momento que compartan habitación. Yo estuve compartiendo habitación con mi hermano hasta los 18 años, y tan mal no hemos salido.

Bueno, otro dia cuento más cosas, por hoy basta. Abur!

6 comentarios:

muermi king dijo...

Están muy simpáticos los dos. Y no te preocupes, que dentro de nada los tendrás a los dos apoyándose en los muebles y dando sus primeros pasitos... y con lo alto que eres tus riñones lo van a pasar genial ;-)

Mar dijo...

que guapos todos!! se ve que lo pasasteis muy bien, y en cuanto a andar.. tranquilos no tengais prisa.. no os dareis cuenta y os vereis corriendo tras ellos de un lado para otro tocandolo todo y subiendose por todo!! y si son como los mios que corren a extremos contrarios ya si que es redivertido y super energetico para quemar calorias.. saludotes!!

felicisima dijo...

¡Qué guapa que está Cristina!

Y Carlos también, pero es que Cristina está guapísima.

Fijate que a mi tampoco me gusta nada Benidorm, pero en eso de que siempre hay gente, sea invierno o verano tienes toda la razón.

Hale, a seguir creciendo guapos y a volver locos a los papás cuando comencéis a andar!!!

Antuan dijo...

muermiKing, mis riñones ya andan regular sin necesidad de que anden. de hecho, he tenido que empezar a ir a ver a un fisio para que mejoren su comportamiento. Cuando anden ya veremos como sobrevivo!

Mar, si les da por correr en direcciones opuestas como los tuyos estoy empezando a barajar la opción de atarles el uno al otro (como en las pelis esas de fugados que van todo el rato juntos, tipo 'Oh! Brother!'). Es que si no... ;)

felicisima, lo de Benidorm es increible. Y mira que me gusta poco, pero hay que aceptar la realidad. ¿Como harán para que tanto guiri vaya allí todo el año? Cuestión de precio, supongo: la demostración de que el volumen permite bajar los precios. Y más turismo concentrado que en Benidorm no hay. Vosotros sois de por alli cerca, no? Bien que lo sabréis.

Y Cristina está hiperguapa, pero es que Carlos lo está cada día más!

ANABEL dijo...

Los niños están muy monos, pero añado, que Doña Cristina está hecha un pimpollo, para comersela vamos. Por cierto, celebro vuestra independencia y que vayais a retomar, al menos parcialmente, vuestra condición de pareja.¡Ánimo!

Por cierto, si encuentras a un niño con nueve meses que ande, sácale un vídeo y pide dinero, porque tiene que ser increible. Seguro que da miedo.
Besos

Paoluchi dijo...

Que guapos los dos!! pero es que Cristina está para comérsela a bocados!!! que bonita madre, dentro de nada los tienes agarrándose por todos sitios para empezar a andar y tocádolo todo, e ir detrás de ellos todo el rato jejeje
A mi benidorm me gusta ;-) viví 1 año ahí, ahora es que vivo lejos del mundanal ruido y no me gusta nada.
saludos
Paola